¡EL KARATE DO ES PARA TODOS!


TEMA 001:

Para la Revista Digital de Artes Marciales- KATANA


Atención Master Alonso Rosado Director General


La disciplina del Karate Do es para todos, hombres, mujeres, niños, niñas, ilustrados, sencillos, humildes y encumbrados, incluso para personas con capacidades diferentes, sus beneficios son universales. No es correcta la idea de que es solo para personas dotadas o con características físicas especiales, de hecho, se recomienda para personas comunes como una forma o estilo de vida, el karate do va dirigido a toda aquella persona que busca un equilibrio entre el cuerpo la mente y el espíritu.


En circunstancias difíciles nos ofrece mucha seguridad en nosotros mismos, también cuando la persona se desalienta o siente miedo, podemos encontrar en el karate do un espacio de tranquilidad y fortaleza, finalmente solo es seguir el camino de la mano vacía para encontrar paz y bienestar.


Sin embargo, para ser un buen karateka se necesitan tres cosas:

PASIÓN – CONVICCIÓN - PERSEVERANCIA


PASIÓN


¿Quién no ha sentido esa inclinación que se manifiesta de forma muy intensa por alguien o por algo? La pasión es ese entusiasmo intenso y fuerte por estar cerca de lo que se quiere, y que se rige por impulsos del cuerpo relacionándolo al afecto y apego; o por ese estado afectivo que dura con inclinación exclusiva hacia un objeto, idea o hacia una actividad con una fuerte afinidad en donde ocupamos mayormente el espíritu.

La pasión (del latín patior) que significa sufrir o sentir, es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto. Así la pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo.


Una persona apasionada es aquella que no le importan las consecuencias por hacer lo que la apasiona y entonces ese sentimiento viene hacer más fuerte que la propia voluntad. Y sea cualesquiera el resultado final, siempre causará una sensación de placer y bienestar espiritual.


CONVICCIÓN


¿Cómo podríamos entender en occidente la conducta de los samuráis?  tal vez tratemos de darle un sentido lógico si sabemos un poco de su historia, sin embargo cuando sabemos que dentro de la conducta de los samuráis para poder quitarse la vida habría que solicitar permiso de su señor feudal y esto solo para morir con honor. (harakiri) nos cuesta mucho trabajo poder entender esto.

Podríamos pensar que esta secta era de seres humanos incivilizados, brutos y salvajes y carentes de buenas costumbres y educación, pero no es así, simplemente es todo lo contrarios, los samuráis tenían absoluta convicción de sus deberes y nada los perturbaba, eran una casta sumamente distinguida y muy apegada a las buenas costumbres, cortesía, educación, cultura, un samurái debía de saber cultivar la tierra, dominar las artes marciales en especial el manejo de la espada (KATANA) también conocían de música, cocina, medicina, baile, estrategias de guerra, entre otras cosas pero sobre todo tenían un alto concepto del honor.

Virtuosos o villanos, los samurái emergieron como figuras centrales coloridas de la historia japonesa:

Un arquetipo romántico parecido a los caballeros medievales de Europa o a los vaqueros del lejano Oeste, fue tan fuerte su influencia en Japón que a la fecha el concepto del honor en ese país persiste de manera muy significativa.

Solo con un alto sentido de la convicción podríamos entender “El código del bushido” o código de los samuráis, es sin lugar a duda la base y el alma de todas las artes marciales japonesas, un arte marcial como lo es el karate do no solamente es la habilidad física para utilizar el cuerpo como un arma, es mucho más que eso, es el aprendizaje de cómo llegar a ser un extraordinario ser humano, física, mental y espiritualmente.


El código Bushido, es el mismo código que deberá de seguir todo aquel que pretenda ser un verdadero practicante de karate do.


1.- JUSTICIA El samurái tenía que ser una persona justa y debía ser responsable de sus actos.


2.- CORAJE Para un samurái el coraje es necesario para tomar decisiones y actuar adecuadamente durante una adversidad.


3.- BENEVOLENCIA El guerrero samurái debía ser generoso y estar dispuesto a defender al débil.

4.- RESPETO El samurái tenía él debe de ser respetuoso con sus compañeros, así como con sus enemigos y en general ser amable y atento con toda la gente.